El secretario general del Foro Internacional de Transporte (ITF, por su sigla en inglés), de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Viegas, consideró que a pesar de que el desarrollo de infraestructura de México es menos fuerte a lo planeado originalmente en este sexenio por causa de este ajuste macroeconómico, el país se encuentra entre los líderes, junto con Turquía.

“En este sector hay ciclos, nadie puede estar construyendo todo el tiempo”, dijo en entrevista.

¿Cómo encuentra el desarrollo de la infraestructura de transporte de México?

Marchando muy de prisa y haciendo cosas con determinación. Me encanta ver un país que tiene esa capacidad y energía, con los cuidados sociales y medioambientales necesarios y con grandes empresas que seguramente harán un trabajo de gran calidad.

Esta administración prometió tres trenes de pasajeros y sólo quedó uno (México-Toluca), un aeropuerto, puertos… ¿Cómo encuentra los avances por los ajustes que se han hecho?

Es un proceso que sucede en otros lados. Ningún país hoy día controla la evolución de la economía mundial. La crisis del 2008 todavía no está resulta y por eso las perspectivas optimistas que había del FMI hace tres años no se ha concretan. El crecimiento mundial va más lento de lo que se esperaba y eso tiene consecuencias. Todos los países tienen que hacer ajustes en sus planes de obras.

La construcción del nuevo aeropuerto cuenta con recursos privados que garantizan su desarrollo. Ante la situación de recortes presupuestales hay voces que comienzan a sugerir que se aplace y que se usen los recursos para programas sociales. ¿Sería pertinente?

No tengo información de eso y no puedo criticar las actuaciones de cada gobierno, pero sí tengo claro que los proyectos de naturaleza aeroportuaria regularmente involucran la financiación privada, porque los aviones generan ingresos. Es posible tener una perspectiva razonablemente lúcida de lo que puede ser la hoja de pagos de este tipo de proyectos, contrario a otros del área del transporte que no tienen tantos ingresos indirectos. Si pudiera ser o no postergado, no sé. Hay que ver en qué condiciones funciona el actual.

¿Es el momento de México?

Aparentemente sí, pero todavía menos fuerte que lo que querían el presidente y el secretario, por causa de este ajuste macroeconómico. México hace muchas cosas, como Turquía, pero no pueden hacerlo así por años, son ciclos.